King_Kong_Escapes_Art_featuring_King_Kong_Mechani-Kong_and_Gorosaurus-1
Compartir

24-06-2016

El Kaijû aterriza en Phenomena

Los monstruos japoneses serán protagonistas indiscutibles del Festival Nits 2016 a través del libro Kaijû! Cuaderno de campo y de una retrospectiva que hará un recorrido por algunos de los títulos más representativos de este género. Antes de eso, la sala Phenomena y el Festival Nits de cinema oriental de Vic os proponen un programa doble kaijû con la proyección de dos clásicos, Inframan y King Kong se escapa.

La cita es el viernes 1 de julio a las 20.45 horas en una de las Noches Grindhouse del Phenomena. Durante la sesión se proyectarán trailers de algunas de las películas que se podrán ver en el Festival Nits de cine oriental 2016.

 

En Inframan, la milenaria princesa Dragón intenta conquistar la Tierra con la ayuda de su ejército mutante.

Inframan fotoPara intentar detenerla, un científico convierte un joven voluntario en Inframan, un superhéroe mitad humano, mitad robot. La obra maestra de la ciencia ficción hongkonesa triunfó en las taquillas de todo el mundo, gracias a los originales y espectaculares efectos especiales de un equipo japonés y el desarrollo de artes marciales, la especialidad de la productora de los Shaw Brothers.

 

En King Kong se escapa, el comandante Nelson se acerca a la isla Mondo mientras reparan su submarino Explorer. Estudioso del mito de King Kong, Nelson está convencido de que el simio gigantesco habita en este sitio. Mientras tanto, en el Polo Norte, el malvado Dr. Who ha construido un doble robotico de Kong. En su anhelo de exportar los kaijû eiga a los mercados de todo el mundo, la Toho coprodujo algunos títulos donde los gigantes nipones compartían protagonismo con mitos del fantástico internacional. King Kong se escapa es la película más delirante de este lote, un irresistible ejercicio surrealista donde destaca su Mad Doctor 8DR HU, bautizado en Estados Unidos como Dr. Who, el imposible triángulo amoroso protagonista y los geniales efectos especiales de Eiji Tsuburaya.

Save

Save

Save

Save

Compartir